Bicicletas sin pedales

Índice

Bicicletas sin pedales: sus beneficios y ventajas

bicicletas sin pedales, bicicleta sin pedales

Antes hemos hablado sobre las bicicletas infantiles y brevemente tocamos el punto de las bicicletas sin pedales. Sin embargo, te traemos esta guía completa para que sepas todo sobre esta fantástica creación que ayudará mucho a tu bebé en sus primeros años de vida. Todos sabemos que aprender a montar una bicicleta no es tarea fácil, ya que cuando somos niños, no tenemos el equilibrio suficiente para manejar sin caernos, por lo que este nuevo método para aprender a andar en bicicleta es mucho más efectivo que el triciclo o las bicicletas con ruedines.

Las bicicletas sin pedales son bicicletas de entrenamiento que ayudan a los niños a aprender el equilibrio y la dirección, así como a desarrollar su coordinación física. Para que funcionen correctamente, las bicicletas sin pedales deben ser lo suficientemente pequeña como para que el niño pueda poner los dos pies en el suelo mientras está sentado en el asiento, para impulsarse con los pies mientras mantiene el equilibrio.

Características de las bicicletas sin pedales

Son bicicletas para niños bastante sencillas, ya que no tienen pedales, ni bielas, cadena o frenos, así como tampoco tienen ruedas estabilizadoras o ruedines.

Son vehículos de peso muy ligero, por lo que son cómodas y fáciles de transportar, especialmente si tienes pensado ir al parque o realizar un viaje. Hacer uso de las bicicletas sin pedales permite mejorar de forma contundente los reflejos, lo cual facilita pasar a las bicicletas convencionales sin problemas. Asimismo, tienen un precio económico que puede ajustarse a tu bolsillo, además de ser divertidas y buscar adquirir un hábito saludable y beneficioso desde temprana edad.

La idea de las bicicletas sin pedales es que los niños (de al menos 1 año hasta los 2 o 3) aprendan a mantener el equilibrio en una bicicleta de dos ruedas y que le tomen confianza, para que luego puedan andar en una bicicleta convencional sin necesitar las típicas ruedas auxiliares o estabilizadoras.

Muchos expertos consideran que el uso de estos estabilizadores es un error, puesto que los niños no experimentan realmente la sensación de equilibrio y por lo tanto no desarrollan la coordinación necesaria que les facilite dejar de utilizarlas.

Existen bicicletas sin pedales especialmente fabricadas así, usualmente en madera o metal. Destinadas a los más pequeños de la casa, puesto que una bicicleta convencional es demasiado grande para ellos. También es posible improvisar una bicicleta sin pedales retirando los pedales y la transmisión de una bicicleta convencional.

Para que funcione correctamente, una bicicleta sin pedales debe permitir que el niño pueda sostenerse cómodamente mientras está sentado en la bicicleta, poniendo los os pies en el suelo, para luego impulsarse con los pies y deslizarse levantando ambos pies del suelo.

Mejores marcas de bicicletas sin pedales

Te dejamos debajo las mejores marcas de bicicletas sin pedales que puedes conseguir en Linio Chile. No obstante, si lo que prefieres es explorar el catálogo por tu cuenta, te dejamos el link aquí.

1- Kidscool

Consigue bicicletas sin pedales de esta marca haciendo clic en este link.

bicicletas sin pedales, bicicleta sin pedales

Esta marca se dedica a buscar nuevos y atractivos productos relacionados con la diversión para los niños, asegurando la seguridad de ellos a los padres. Su catálogo incluye tanto bicicletas infantiles como bicicletas sin pedales.

2- Green Dolphin

Consigue bicicletas sin pedales de esta marca haciendo clic en este link.

bicicletas sin pedales, bicicleta sin pedales

Esta marca busca principalmente ser parte de la entretención de los niños pero desde un punto de vista educativo. Más que jugar, sus productos están pensados como herramientas para aprender, imaginar, crear, pensar y sobre todo, divertirse.

Beneficios y ventajas de las bicicletas sin pedales

bicicletas sin pedales, bicicleta sin pedales

Con las bicicletas sin pedales los niños aprenden primero a estabilizarse y consecuentemente, a pedalear. Mientras que en las convencionales con ruedines sucede lo opuesto. Por eso, las bicicletas de equilibrio (sin pedales) son más rápidas a la transición hacia una convencional.

Poco a poco van aprendiendo a darse impulso con los pies, lo que genera un proceso mental importante cuando el niño intenta sostener la bicicleta manteniendo el equilibrio. De esta manera, paulatinamente, resistirán más tiempo en equilibrio sin necesidad de tocar el suelo con los pies.

Estas bicicletas de entrenamiento no solo resultan beneficiosas para los niños, ya que el aprendizaje se da de una forma más autónoma, sino que también son más cómodas para los adultos, puesto que solo basta con que supervisen al niño sin necesidad de ir agachados dándole impulso o sosteniéndolo. Una vez que el niño domina la bicicleta, puede hacer la transición a una normal en tan solo dos días.

A continuación te dejamos los beneficios de las bicicletas sin pedales para niños:

  1. Ayudan a conseguir un sentido de equilibrio: Este es el primer beneficio del que disfrutarán los pequeños que quieren aprender a montar en bicicleta. No en vano se les llama también bicicletas de equilibrio. Este beneficio se conseguirá progresiva y naturalmente, sin dificultades de ningún tipo.
  2. Mejoran el sentido de la coordinación: Para conseguir el equilibrio citado anteriormente, debe conseguir primero mantenerse encima de la bicicleta, estableciendo un trabajo en equipo de sus extremidades inferiores y superiores. No solo conseguirá coordinación para no caerse del vehículo, sino también para frenar, dar vueltas, etc.
  3. Desarrollan notablemente el sistema psicomotor: Este punto es importante porque no solo le servirá al momento de manejar la bicicleta, sino también le servirá para caminar, jugar, saltar, entre otras cosas.
  4. Las bicicletas sin pedales favorecen el desarrollo muscular: El hecho de que no tengan pedales obliga a los niños a tener que hacer uso de los músculos de las piernas y los brazos para conducirlas, mantener el equilibrio, girar cuando sea necesario, subir pendientes de distintos tipos, entre otras cosas.
  5. Son una gran apuesta si te preocupa la seguridad de tu hijo: Finalmente, han conseguido hacerse un hueco en el mercado y convertirse en la opción favorita de muchos padres porque son muy seguras. Sí, el hecho de que no tengan pedales y que los niños tengan que aprender a equilibrarse, evitan que puedan alcanzar una gran velocidad. Esto contribuye a que no pueden ir más rápido de lo que los pies permiten. Son seguras además, porque no cuentan con una gran altura de donde puedan caerse y hacerse daño.

Artículos recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *